UN ESTUDIO DE LENGUAS

 

La mayoría de los cristianos están conscientes del fenómeno de las lenguas en algunas denominaciones cristianas. El acto verdadero normalmente es llamado "hablar en lenguas." La pregunta que estaremos intentando contestar hoy es, ¿si la interpretación moderna de hablar en lenguas es la misma interpretación dada en la Biblia? ¿Es esto Bíblicamente correcto?

Hay muchas denominaciones que dicen que si usted no habla en lenguas es que usted realmente no ha recibido el Espíritu Santo y por consiguiente usted no es salvo. Yo he leído libros y he oído a algunos pastores decir que usted debe de orar en lenguas todos los días para estar cerca de Dios. ¿Es eso verdad? ¿Necesito yo hablar en lenguas para mostrar que yo pertenezco a la familia de Dios? ¿Necesito hablar en lenguas para demostrar que yo soy salvo de verdad? Éstas son las preguntas que tratan con la salvación de cada uno de nosotros. Ésta es un área muy sensible, una en la que yo nunca impondría mis propias opiniones a nadie. Habiendo dicho esto, no pienso que es impropio repasar la evidencia de las Escrituras y compartir mis conclusiones. Yo creo que al final de este documento, usted podrá responder esas preguntas por usted mismo.

En este documento nosotros vamos a conducir un estudio Bíblico en lenguas. Vamos a interesarnos en cuatro preguntas importantes acerca de las lenguas:

 ¿Qué son las lenguas?

¿Para quién fueron?

¿Cuál fue su propósito?

¿Existe todavía este don hoy en día?

¿QUÉ SON LAS LENGUAS?

Las lenguas son definidas así:

El Diccionario Griego de Strong; lenguas - Un idioma por implicación.

El Diccionario Expositor de Vine de Palabras del Antiguo y Nuevo Testamento;

Lenguas - a. Un idioma. b. El don sobrenatural de hablar en otro idioma sin haber sido aprendido.

El Léxico Griego de Thayer; lenguas - 2a. El idioma usado por algunas personas en distinción del idioma de otras naciones. b. El hablar con nuevas lenguas que la persona no ha aprendido previamente.

Jesús es claro en esta cuestión en Marcos 16:17:

"Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echaran fuera demonios; hablarán nuevas lenguas."

El acto de hablar en lenguas es el acto de hablar en un idioma extranjero que uno no sabe. Pero permítame enfatizar el punto de que es un idioma humano real, uno que otros seres humanos pueden entender. La Biblia no nos da en ninguna parte un ejemplo que sea un idioma individual entre una persona y Dios y que sólo Dios puede entender. Sin embargo, nos da un ejemplo excelente del don de lenguas en Hechos 2. Es el modelo perfecto del don de lenguas. La Biblia nos proporciona muchos modelos maravillosos en muchas partes. La razón por supuesto es que nosotros los usamos como una base de nuestro entendimiento para que no indaguemos demasiado lejos de los significados originales. Por ejemplo, si nosotros quisiéramos saber, a quién se supone que nosotros oremos ¿a Dios o a Jesús? Nosotros simplemente observaríamos al modelo de oración en la Biblia y seguiríamos el ejemplo de Jesús y los Apóstoles, que solamente oraron a Dios. Igualmente, nosotros debemos siempre referirnos al modelo de lenguas que se nos ha dado en Hechos 2 cuando estemos tratando de entender las lenguas. Yo creo que es crucial para nosotros repasar Hechos 2. Estaremos refiriéndonos a este capítulo a lo largo de este estudio. Hechos 2:1-13 dice:

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos hablan? ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?

Partos, medos, elamitas, y os que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Que quiere decir esto? Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto.

Éste es nuestro modelo. En este capítulo es evidente que las lenguas se refieren a idiomas extranjeros reales. Las personas de cada nación oyeron a los Apóstoles que hablaban en su propio idioma nativo. Preste verdadera atención al hecho que era un idioma conocido hablado por seres humanos a otros seres humanos. Este modelo no encaja con el concepto moderno de las lenguas como ser un idioma personal entre una persona y Dios el cual ni siquiera el individuo entiende. En Hechos 2 no hay ninguna evidencia Bíblica para apoyar este concepto moderno de lenguas.

Un hecho igualmente importante de ser notado aquí es el hecho que nadie en esa multitud era creyente. Ellos no creían que Jesús era el Mesías del reino de Dios, así que ellos no creían en el mensaje del evangelio. Esto es evidente en la parte que en Hechos 2:37-38 ellos le preguntan a Pedro lo que necesitaban hacer, y la repuesta de Pedro fue que ellos debían de arrepentirse y bautizarce. Entonces en el versículo 41 dice que aquéllos que aceptaron su mensaje fueron bautizados y aproximadamente tres mil personas se agregaron ese día.

Un factor muy importante sobre el don de lenguas es que es exactamente eso, un don. Es un don que Dios nos lo da a su discreción, cuando él quiera, no cuando nosotros queramos. Pablo en 1 Corintios 12:11 dice:

"Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu repartiendo (dones)a cada uno en particular como él quiere."

No cuando nosotros queramos. Es un don como la sabiduría, inteligencia, fe, sanidad, milagros, profecía, y discernimiento de espíritus. Los profetas nunca dicen, "Yo creo que hoy al mediodía voy a profetizar." Ellos profetizaron cuando la palabra del SEÑOR vino sobre ellos. No dependía de ellos. Y así es con el don de lenguas. Los dos son dones del Espíritu. Si volvemos a nuestro modelo en Hechos 2 y lo comparamos con Hechos 10:44 cuando el Espíritu Santo cayó sobre todos en la casa de Cornelio y ellos empezaron a hablar en lenguas, veremos que en los dos ejemplos el Espíritu Santo vino sobre ellos sin avisar. En Hechos 2:2 dice "de repente." En Hechos 10:44 dice, "Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso." Ninguno de estas personas escogió ese momento para hablar en lenguas. Fue Dios quien escogió el momento.

Así que ¿cómo se compara la evidencia Bíblica con la interpretación de hablar en lenguas de hoy? ¿Encaja con algunos pastores de hoy en día que demandan que para mantenerse cerca de Dios, usted debe de orar en lenguas continuamente?

 ¿ PARA QUIÉN ERA?

Hay algunas personas que dicen que las lenguas son una señal de que usted realmente ha recibido el Espíritu Santo. Esto se puede comprender mejor cuando usted entienda con que intención y para quienes fue otorgado el don de las lenguas.

El Apóstol Pablo es sumamente claro en este punto. 1 Corintios 14:22 dice:

"Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes."

Pablo es muy claro acerca de para quién son las lenguas, para el incrédulo. Esto encaja exactamente con el ejemplo en Hechos 2. La multitud a la que Pedro se estaba dirigiendo eran todos incrédulos. También podemos ver este ejemplo en Hechos 10:1-47 en el que Pedro y algunos otros creyentes judíos van a la casa de un gentil llamado Cornelio quien era un centurión de la Compañía llamada la Italiana.

Hechos 10: 44 - 46: "Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios."

Después, en Hechos 11:18 cuando Pedro le está diciendo a otros creyentes circuncidados lo que había pasado en la casa de Cornelio, dice así:

"Callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!"

Usted puede preguntarse, ¿cómo es esto? ¿No eran creyentes los hermanos que acompañaron a Pedro? Sí, ellos creían en el reino de Dios y Jesús como el Mesías, lo que ellos no creían era que el evangelio del reino de Dios era también para los gentiles. Note que en Hechos 10:45 los creyentes circuncidados (judíos) quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. En Hechos 11:18 aquí arriba, dice que ellos llegaron a la conclusión que Dios le había dado arrepentimiento para vida también a los gentiles. Los incrédulos en este caso eran los hermanos que acompañaron a Pedro. Dios usó el don de lenguas en este caso para confirmarle al resto de los hermanos que no creían que el evangelio era para los gentiles, que verdaderamente era para todos. Éste es el misterio del que Pablo habla en muchas de sus

cartas como en Colosenses 1:25-27:

"De la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios (el Evangelio del reino), el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a los santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles."

Hasta este punto, los judíos creían que la salvación era solamente para los judíos. Que el reino de Dios era estrictamente para las personas judías.

En Hechos 11:17, Pedro le dijo a los otros creyentes en Jerusalén:

"Si Dios, pues, les concedió también el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quien era yo que pudiera estorban a Dios?"

La pregunta ¿"Para quién era?" También puede ser contestada observando para quién no era. No era para todos.

Pablo es bien claro en este asunto en 1 Corintios 12:28-31:

"Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles; luego profetas; lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. ¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Todos maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos?"

Pablo es explícito que todos los dones no son para todos. ¿Somos todos apóstoles? No. ¿Somos todos profetas? No. ¿Hablan todos en lenguas? No. Como Pablo dice, no se supone que todos tengamos el don de lenguas inclusive hoy en día. Así que ¿cómo es eso que hay grupos que dicen que usted debe hablar en lenguas para ser salvo? ¿Significa eso que a un creyente en el evangelio el cual Dios ha escogido de no darle el don de lenguas no es salvo? ¿Cómo encaja eso con la idea que es un idioma de oración personal entre un individuo y Dios? ¿Significa eso que algunas personas nunca podrán estar cerca de Dios porque ellos no pueden orar en lenguas?

Yo creo que hay amplia evidencia para concluir que las lenguas son sin duda para los incrédulos como la Biblia dice que es. La pregunta que debe hacerse entonces es, ¿cómo se aplica esto con la interpretación de lenguas de hoy en día? ¿Cómo se aplica esto con las personas que dicen hablar en lenguas en la iglesia a otras personas creyentes que van a la iglesia? ¿Cómo se aplica esto a alguien solo en su cuarto orando a Dios en lenguas? Esa persona no es un incrédulo. Mejor entendimiento aun se levanta cuando usted ve el propósito de las lenguas.

 ¿CUÁL FUE SU PROPOSITO?

El propósito del don de lenguas así como los otros dones del Espíritu, fue para confirmar el evangelio del reino de Dios y Jesús como el Mesías, su rey, a los incrédulos. Esto podría ir de confirmar a Jesús como el Mesías a una multitud, hasta confirmar a otros creyentes judíos que el reino de Dios no sólo era para los judíos, sino para los gentiles también. Era una señal que se usaba para confirmar la enseñanza de Dios. Era el testimonio de Dios a nosotros.

Hebreos 2:3-4 dice:

"¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual habiendo sido anunciada primeramente por el Señor (Jesús), nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según Su voluntad."

En el tiempo de Jesús y a lo largo de las vidas de los Apóstoles, Dios les dio señales increíbles para confirmar a las personas que lo que ellos estaban diciendo era verdad. Cristianos hoy pueden saber con certeza que Jesús resucitó porque puede ser mostrado lógicamente, sin ninguna duda, usando los archivos históricos de las vidas de los Apóstoles (Vea el artículo, Probando la Resurrección). Pero Jesús y los Apóstoles no tenían la prueba que nosotros tenemos hoy para presentar a las personas. Por eso Dios les dio señales para confirmar lo que ellos decían. ¿Quién le hubiera creído a Jesús si diciendo ser el Mesías no realizaba ningún milagro? ¿Cómo diferenciarían a Jesús de los otros antes de él que también decían que eran el Mesías? ¿O le hubieran creído a Pablo que Dios había resucitado a Jesús si Pablo no hubiese realizado ningún milagro? Imagínese usted como a un judío en el primer siglo en Corinto. Un día un hombre llamado Pablo viene y dice que en Jerusalén, Dios resucitó a Jesucristo lo cual demuestra que él es el Mesías. Las primeras palabras que salieran de su boca serían, "¿puede probarlo?" En este momento en ese tiempo Pablo no tiene realmente ninguna evidencia fuerte para apoyar lo que dice. Todo lo que él puede hacer es recontar cómo Jesús se le apareció en el camino a Damasco. ¿Pero cómo sabría usted que él está siendo sincero y no está inventándolo todo? Por esto Dios les dio las señales, para confirmar la verdad del evangelio y el nombre de Jesucristo.

Yo creo que las lenguas al mismo tiempo que funcionaban como una señal para confirmar el evangelio también podían haber sido usadas como una herramienta evangélica para traer el evangelio a tierras extranjeras. Yo creo que Dios le dio este don a las personas como Pablo quien predicaba a los gentiles de muchas naciones para que él pudiera comunicar el mensaje. Imagínese si usted fuera a Rusia y todo lo que usted habla es Ingles, y pretendamos que nadie en Rusia ha oído hablar de la cristiandad. ¿Usted cree que seria posible llevar el mensaje? Yo creo que sería imposible. Fíjese que difícil es comunicar el mensaje a algunas personas que hablan el mismo idioma que nosotros. Yo creo que Dios le dio este don a Pablo en abundancia para que él estableciera comunidades cristianas en otros países para que ellos extendieran el mensaje a sus propias personas.

Los versículos en que yo me baso para esto son: 1 Corintios 14:18 y Marcos 16:17:

"Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros."

Yo pienso que con Pablo era una herramienta evangélica indispensable así como una señal que confirmaba el evangelio. Yo creo que en el ministerio de Pablo esto funcionaba mano a mano.

"Y estas señales seguirán a los que creen (los Apóstoles): En mi nombre echaran fuera demonios; hablarán nuevas lenguas."

En el verso anterior Jesús le está dando instrucciones a los doce acerca de ir al mundo y proclamar el evangelio.

¿Coincide el uso de las lenguas en la Biblia con el concepto de lenguas de hoy? Pregúntese a usted mismo, ¿Con qué propósito se dice que se usan las lenguas hoy? ¿Se aplica esto al modelo en la Biblia?

¿ES HOY, PARA NOSOTROS, EL DON DE LENGUAS?

Una vez que nosotros entendemos para quién era el don de lenguas, y cual fue su propósito, nosotros entonces podemos llegar a una conclusión y respuesta objetiva a esta pregunta.

Las lenguas y otros dones del Espíritu se usaron como una señal para confirmar y extender el evangelio en un momento cuando no había ninguna evidencia firme que no fuera el testimonio de los Apóstoles (de la qué siempre podría dudarse). Al mismo tiempo también se usó como una herramienta evangélica. Éste no es el caso hoy. Nosotros tenemos comunidades cristianas en cada nación que puede extender el evangelio a sus personas en su propio idioma. Nosotros tampoco lo necesitamos para confirmar el evangelio porque nosotros tenemos prueba de la señal más grande que existe, la resurrección del Mesías Jesucristo que nosotros podemos mostrar a través de las vidas de los Apóstoles. ¿Qué propósito tendría hoy?

Un ex-pastor llamado Robert Hach, da una explicación con la cual yo estoy de acuerdo. Él declara que los dones del Espíritu eran para dos generaciones siguientes a los Apóstoles. Después de este periodo, se establecieron otros fortines cristianos y las personas entonces tenían la misma prueba de la resurrección como nosotros la tenemos hoy a través de las vidas de los Apóstoles.

Su conclusión viene de Hechos 2:38-39 donde Pedro está hablando a la gran multitud. Veamos estos versículos.

"Pedro les dijo, "Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare."

Pedro les dice que se arrepientan y se bauticen y ellos recibirán el don del Espíritu Santo. Este don del Espíritu Santo no debe confundirse con el morar del Espíritu Santo en los creyentes (vea el documento, El Morar del Espíritu Santo). Él les dice que la promesa es para ellos y sus hijos (dos generaciones) y esos que estén lejos. "Esos que estén lejos" no es una referencia a judíos que estaban geográficamente lejos, o a los creyentes en el futuro, sino a los gentiles. Los judíos consideraban que los gentiles estaban lejos de Dios y Su pacto con los judíos. Esto puede ser verificado por Pablo en Efesios 2:11-13:

"Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.

Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo."

Así que la promesa de los dones del Espíritu Santo es entonces para los judíos y gentiles y sus hijos. Yo creo que esto encaja Bíblicamente con lo que nosotros hemos estado cubriendo. Las generaciones después de este período tenían la prueba de la resurrección de Jesús a través de las vidas de los Apóstoles. Las generaciones antes de este periodo no la tenían.

El Diccionario Expositor de Vine de Palabras del Antiguo y NuevoTestamento dice:

"No hay ninguna evidencia de la persistencia de este don después de los tiempos apostólicos ni de hecho en los tiempos últimos de los Apóstoles."

1 Corintios 13:8-11 dice:

"El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; mas cuando venga lo perfecto (completo), entonces lo que es en parte se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como un niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño."

Este versículo se ha interpretado de varias maneras diferentes. "Cuando venga lo perfecto" se ha traducido en diferentes formas en otras Biblias. La Biblia Interlinear de Zondervan en Griego y en Inglés lo define en el griego original como: "pero cuando la cosa perfecta venga." Las interpretaciones de este versículo varían en significados. Una interpretación sugiere que las lenguas cesaran "cuando lo perfecto venga." Lo "perfecto" haciendo una referencia a Jesús. Yo no pienso que Pablo se referiría a Jesús como una cosa. Si miramos al significado de la palabra griega teleioo que es traducida como "completo" o "perfecto," nos ayudará entender este versículo.

El Diccionario Expositor de Vine de Palabras del Antiguo y Nuevo Testamento dice; teleioo - completando o perfeccionando, (1) logrando (vea acabado, cumplimiento); (II) completando.

El Diccionario Griego de Strong dice; teleioo - completar, lograr, consumar, consagrar, terminar, cumplir, (hacer) perfecto.

Con estas definiciones podemos entender mejor que la palabra "teleioo" no es una referencia a Jesús, pero como veremos, es una referencia a la madurez del cuerpo de Cristo (la comunidad de creyentes) que empieza en 1 Corintios (12:27). Pablo está comparando la iglesia primitiva a un niño. Su conocimiento es limitado como el de un niño. Él entonces compara la iglesia a un adulto maduro. ¿Cómo es el cuerpo de Cristo maduro? Hay dos posibilidades. La primera es que en los días de Pablo las personas seguían la verdad de Cristo debido a los dones del Espíritus que las dos primeras generaciones mostraban (estos dones eran señales para confirmar el mensaje de Cristo). Esto se conoce como "conocimiento parcial." Las personas creyeron debido a lo que vieron. En 1Corintios 12:31 Pablo dice que ahora él nos mostrará una manera aún mejor de reconocer la verdad de Cristo (una señal aún mejor). Ésta es la manera del amor (el amor de Dios en nosotros). Entonces Pablo dice que cuando sea cumplido, completo, hecho perfecto, que los dones cesarán, "lo que es en parte se acabará." Ser maduro para Pablo significaba conocer totalmente. 1 Corintios 13:12:

"Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido."

Para Pablo conocer como fue conocido es tener el amor de Dios que viene con el conocimiento del mensaje de Cristo (la proclamación del reino de Dios y Su Mesías), y para que las personas crean este mensaje no por los dones del Espíritu, sino por el amor que se testifica entre los seguidores de Cristo. El amor es una señal mayor de confirmación que los dones del Espíritu que eventualmente cesarán en el futuro.

En Juan 13:34-35 Jesús dice:

"Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros."

Mateo 5:44,48 se trata todo del amor hacia sus vecinos y sus enemigos.

 "Pero yo os digo; Amad a vuestros enemigos, sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto."

Ser perfecto como nuestro Padre es poder amar como nuestro Padre. Así fue cómo Cristo se hizo perfecto y cómo nosotros debemos de esforzarnos hacia la perfección. Amor incondicional.

Juan 17:23 habla de ser perfecto por el amor de Dios en ellos.

"Para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado."

La segunda posibilidad es que Pablo está comparando la iglesia primitiva a un niño. Su conocimiento es limitado como el de un niño. Él entonces compara la comunidad cristiana alcanzando una madurez como un adulto en el conocimiento de Cristo y su mensaje. Madurez en el sentido que poseerá la verdad completa, la Biblia entera. Recuerde, no había todavía un Nuevo Testamento con la que las iglesias podían estudiar, y de aquí, la necesidad por profetizar y los otros dones. Lo que Pablo está diciendo es que cuando las iglesias alcancen madurez (posesión de la Biblia), cuando la verdad sea completa, terminada, cumplida, que la profecía y las lenguas cesarán.

El Diccionario Expositor de Vine tiene un comentario acerca de 1Corintios 13:8:

"No hay ninguna evidencia de la continuidad de este don después de los tiempos apostólicos ni de hecho en los tiempos últimos de los Apóstoles; esto proporciona confirmación del cumplimiento de esta manera en 1 Corintios 13:8, que este don cesaría en las iglesias, así como "las profecías" y "la ciencia" en el sentido de conocimiento recibido por poder sobrenatural inmediato. La realización de las Santas Escrituras ha proporcionado a las iglesias todo lo necesario para guianza individual y colectiva en instrucción, y edificación"

Aunque las dos posibilidades son posibles, yo creo que la primera interpretación es la correcta. Está en acuerdo con las enseñanzas de Cristo, mientras la segunda sugiere que Pablo sabía que habría un libro del Nuevo Testamento algún día. No hay ninguna manera de saber si Pablo supo que sus cartas y las escrituras de otros se volverían en el Nuevo Testamento.

Una trampa en la que espero que el lector no caiga, es en pensar que yo estoy diciendo que Dios no realiza ningún milagro hoy. Los milagros y los dones del Espíritu son dos cosas completamente diferentes. Yo todavía creo que Dios hace milagros hoy, pero yo pienso que son más en un nivel personal. Los dones no necesitan confirmar el evangelio. Esa confirmación ya ha sido dada.

VERSOS DIFICILES

Hay unos versos difíciles que se han sacado completamente de contexto para implicar que las lenguas son un idioma personal entre un creyente y Dios que ni siquiera el creyente entiende. Yo cubriré éstos y ofreceré una explicación. El primero está en

1 Corintios 13:1:

"Si yo hablase en lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe."

El conflicto está en el término "lenguas angélicas." No hay suficiente información aquí para determinar con seguridad lo que Pablo quiso decir. Yo creo que para Pablo, las lenguas eran humanas y angélicas; en esto de "humanas" porque es un idioma humano real, y "angélica" en el sentido que viene de Dios. Pero no hay suficiente información aquí para concluir que es un idioma individual entre un creyente y Dios. Esto sería una interpretación irresponsable de las Escrituras. El segundo versículo está en

1Corintios 14:2:

"Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino; pues nadie lo entiende, aunque por el espíritu habla misterios."

Este versículo debe entenderse en el contexto del capítulo entero, y no como un verso individual. Pablo está escribiendo a una iglesia, él le está diciendo a la congregación en Corintio que él prefiere que ellos profeticen a que hablen en lenguas porque la profecía edifica a la Iglesia. Recuerde que la profecía es para el creyente mientras que las lenguas son para el incrédulo. No hace mucho sentido el confirmar el evangelio a las personas que ya creen en él. Algunos dirán que Pablo está diciendo que se usan las lenguas para hablar a Dios y no a los seres humanos. Eso puede ser el primer entendimiento, pero ¿pero que haríamos entonces con el capítulo 2 de Hechos donde nos dice que las lenguas se usan para hablar a otras personas?

Incluso en 1 Corintios 14:6 dice:

"Ahora pues, hermanos, si yo voy a vosotros hablando en lenguas,¿ qué os aprovechará, si no os hablare con revelación, o con ciencia, o con profecía, o con doctrina?"

Noten que él está hablando sobre hablarle a ellos, no a Dios. Este versículo probablemente significa que, en que se beneficiarían ellos si Pablo les hablara en lenguas (su idioma) si no es para revelación o instrucción (como una herramienta evangélica).

En verso 9 Pablo dice;

"Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible, ¿cómo se entenderá lo que decís? Porque hablaréis al aire."

Es importante notar que es palabra comprensible que se supone que otras personas entiendan. Si otras personas no entienden, es como hablar al aire. En este próximo versículo Pablo aclara cualquier equivocación que uno podría haber tenido con el principio de este versículo. Él explica muy específicamente que él ha estado hablando todo este tiempo sobre los idiomas diferentes del mundo. Permítame revisar

1Corinthians 14:10-11:

"Tantas clases de idiomas hay, seguramente, en el mundo, y ninguno de ellos carece de significado. Pero si yo ignoro el valor de las palabras, seré como extranjero para el que habla, y el que habla será como extranjero para mí."

Pablo está hablando sobre los idiomas reales del mundo. Lo que yo creo que él quiso decir en 1 Corintios 14:2 es simplemente que a menos que haya alguien allí para interpretar lenguas, la persona está profiriendo misterios básicamente porque nadie puede entenderlo. Sólo Dios sabe lo que él está diciendo. El Diccionario Expositor de Vine del Antiguo y Nuevo Testamento de Palabras está de acuerdo, y dice:

"Capítulo 14 da instrucción acerca del uso del don, el objeto superior de este don es la edificación de la iglesia; a menos que "las lenguas" sean interpretadas, el que las habla hablaría a Dios y "no a los hombres."

Si usted alguna vez ha visitado un país donde se habla un idioma diferente que usted no entiende y usted enciende la televisión para oír las noticias locales, sería ininteligible, y el significado de las noticias sería un misterio para usted, a menos que

haya otra persona allí para interpretar. Versículo 5 dice:

"Porque mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, a no ser que las interprete para que la iglesia reciba."

Cuando uno lee el capítulo entero es obvio que Pablo no piensa que las lenguas son un idioma especial entre un creyente y Dios y que incluso no son ininteligibles al creyente. Versículos 6, 9, 10-11 hacen que esta interpretación sea una imposibilidad. Ellos enfatizan que es un idioma mundial usado para comunicarse con otras personas. Que es inteligible y significante a alguien, quizás no a todas las personas presentes, pero a alguien. Y si nadie lo entiende, es igual que hablar al aire.

¿Cómo se aplican estos versículos a la interpretación de las lenguas en el día de hoy? Las personas que están orando en lenguas, ¿están orando en un idioma inteligible? Según las Escrituras ellos deben de entender lo que ellos están diciendo, o por lo menos tener a alguien que interprete. Si no, ellos están como Pablo dice, "hablando al aire." El concepto de hoy en día de las lenguas no es Bíblico y no encaja en nuestro modelo en Hechos 2 o en cualquier parte en la Biblia. Hay algunos versos difíciles, pero cuando se observan en su integridad, ellos no son difíciles en lo absoluto.

 ¿POR QUÉ EL HABLAR EN LENGUAS SE HA POPULARIZADO?

El hablar en lenguas se ha puesto tan popular en el último siglo porque la naturaleza humana es orientada por los sentidos. Personas están acostumbradas a experimentar realidades por lo que sus sentidos le dicen. Las personas consideran algo real a lo que ellos pueden tocar, sentir, ver, oler, saborear, y oír. Sin embargo Dios no es tangible. Nosotros no podemos tocarlo. Esto preocupa a muchas personas. Nosotros creemos en Dios por fe, no por nuestros sentidos. Dios nos ha dado sólida prueba de Su existencia de muchas maneras, la más grande de ellas fue la resurrección de Jesús. Sin embargo, nosotros no estabamos allí para testificar de ese evento. Tenemos que confiar en la prueba lógica a través de las vidas de los Apóstoles, lo cual nuestra mente evalúa y concluye por la lógica y la preponderancia de evidencias históricas que si ocurrió. Pero no involucra nuestros sentidos.

El acto de hablar en lenguas da a las personas la experiencia del sentido de orientación que tanto están buscando. Claro, ¿a quién no le gustaría ver una zarza en llamas que no quema, o ver partirse el Mar Rojo? Sería una experiencia increíble, pero no me daría más fe en el plan de Dios para mi salvación de la que yo ya tengo. Yo nunca he ido a China, pero sé que existe. Simplemente porque no la haya visto, no significa que no exista. Muchas personas se sienten más cercanas a Dios cuando sus sentidos pueden estar de acuerdo con su mente. Por eso es que las lenguas se han puesto tan populares. Las personas creen que ellos realmente están sintiendo a Dios. Que Él ahora es tangible. ¿Pero es esta experiencia Bíblica, o es otro de los esfuerzos débiles del hombre para alcanzar a Dios en un modo qué Dios no diseñó? Usted decida. 

CHRISTIAN

DOCTRINES