COMPROBANDO LA RESURRECCION

 

Muchas personas que no están familiarizadas con la realidad, piensan que cristiandad es simplemente un salto ciego de fe. Este no es el caso. Dios sí nos pide que tengamos fe en Sus Promesas, pero a la vez nos ha dejado una buena cantidad de evidencia total que prueban que lo que El nos ha dicho es pura realidad. Dios no quiere que su familia sea un grupo de robots sin cerebro que lo alaben porque eso es lo que les dijeron que hicieran desde que eran niños. El quiere que su familia consista de personas que voluntariamente e inteligentemente escojan seguirle. Personas que vean la verdad en Sus palabras y en Sus hechos y que por esto lleguen a creer en El y en Sus promesas. Marcos 12:30 dice,

"Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y toda tu alma y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.".

Usa tu mente. Como alguien dijo una vez, "La mente sería horrible malgastarla."

En el Antiguo Testamento Dios hizo muchos milagros, las personas también oían la Palabra de Dios a través de los profetas y después la veían convertida en realidad. Hoy en día, no vemos el Mar Rojo partirse al medio, o personas resucitar después de haber muerto. Yo sí creo que Dios todavía hace milagros, pero creo que de una manera más personal y no tanto para que el mundo entero lo vea. Por qué es esto? No estoy 100% seguro, pero creo que es porque en los días pasados Dios hacía milagros así para que las personas vieran que El es el UNICO Dios verdadero. En el mundo de hoy no necesitamos milagros para creer en Dios y en Sus promesas porque El nos ha dejado la mayor prueba de todo, la resurrección de Su hijo, Jesús el Mesías.

Todo depende de la resurrección, es el factor más importante en la cristiandad. Si la resurrección de Jesús es verdad, entonces debemos aceptar que él era quien dijo que era, El Mesías del reino de Dios, lo cual también quiere decir que Dios existe. Si lo aceptamos a El como el Mesías, entonces también tenemos que aceptar su enseñanza del reino de Dios y el perdón de pecados. Todo depende de la resurrección. Si es verdad, entonces la cristiandad como fue enseñada por Jesús, es verdad. Si no es verdad, entonces la cristiandad es la mentira más grande en la historia del hombre. La pregunta mayor es, podemos probar la resurrección de Jesucristo? La respuesta es....claro que podemos! Usted solamente tiene que usar lo que Dios le dio en primer lugar, su mente. Un famoso hombre de negocio dijo una vez, "No acepte ningún negocio hasta que no tenga todos los hechos, pero no rechace ningún negocio hasta que no tenga todos los hechos." Bueno, aquí están los hechos:

Nadie discute que un hombre llamado Jesús de Nazaret realmente existió. El es nombrado muchas veces en los archivos romanos1 y hebreos2 tanto como en los archivos cristianos. La discusión está en si el resucitó, y además probar que él era el Mesías, el Hijo de Dios.

Los ateos dirán que simplemente el fue un hombre bueno. Otros grupos religiosos dirán que simplemente fue un profeta más. Durante su ministerio, Jesús hizo muchos milagros, desde sanar al enfermo y al ciego, hasta resucitar a Lázaro después de muerto. Los judíos reconocieron estos milagros, pero decían que muchos profetas del Antiguo Testamento también hacían grandes milagros, como Moisés y Elías. En esto ellos estan en lo correcto. Hacer milagros no lo hace a usted ser el Mesías, pero derrotar a la muerte, sí.

No hay profeta, líder religioso, o ninguna otra persona en la historia que haya pronosticado que El regresaría después de haber muerto, y ademas, hacerlo. Nadie, solamente Jesús.

En Jerusalén después de la muerte de Jesús, hubieron tres grupos importantes que estaban interesados en su cuerpo. Ellos eran los Fariseos, quienes eran una rama muy poderosa entre la religión judía, los romanos y los discípulos de Jesús.

Después de su muerte en la cruz, Jesús fue puesto en una tumba, la cual fue cerrada con una roca enorme. Las tumbas judías en ese tiempo tenían una altura de 4 1/2 a 5 pies. Ingenieros modernos han obtenido ese tipo de piedra usada en ese tiempo y han hecho un estimado en calcular que una piedra de ese tamaño, tenía que haber pesado un mínimo de 1 1/2 a 2 toneladas. Estas piedras fueron puestas en el frente de la tumba con una pequeña inclinación y aguantadas por una cuña (palo de madera). Cuando esa cuña fue quitada, la piedra se movió hacia delante y selló la tumba. Para entrar a esa tumba después que haya sido sellada requiere mover esa piedra lo cual necesitaba mucho esfuerzo de varios hombres.

Los Fariseos sabían que Jesús había proclamado que El iba a resucitar después del tercer día. Ellos no querían que los discípulos de Jesús, fueran durante la noche y sacaran el cuerpo y después dijeran que El había resucitado. Y para prevenir esto, ellos fueron al mismo gobernador romano, Poncio Pilato y le pidieron que mandaran un grupo de guardias a la tumba para que nadie pudiera sacar el cuerpo de Jesús. El gobernador aceptó, y mandó un grupo de guardias a la tumba, y el sello del gobernador fue puesto en la entrada de la tumba. (Mateo 27:62-66).

Antes de continuar, debo decir algo acerca de los guardias romanos. Los romanos en esos días de la historia controlaban la mayor parte del mundo conocido. Sus ejércitos eran considerados los mejores en el mundo porque el soldado romano era considerado ser el mejor del mundo. Esto se debe pricipalmente al excelente entrenamiento y dura disciplina. Los guardias romanos que fueron puestos en la tumba de Jesús, eran los Guardias Custodias del gobernador, los cuales eran los mejores de los mejores de todo el ejército romano. Hoy serían equivalentes a las Boinas Verdes de los Estados Unidos.

Era costumbre en el ejército romano tanto como en casi todos los ejércitos de esos días, que si un soldado dejaba escapar un prisionero que estaba bajo su custodia, la penalidad era la muerte. En Hechos 12:19 cuando Pedro escapa de la cárcel, Herodes interroga a los guardias, y después ordenó llevarlos a la muerte. En el ejército romano, la penalidad de la muerte empezaba con desnudar al guardia, y después los quemaban vivos con sus propias vestiduras. Este era un castigo duro, pero producía una increíble vigilancia y desanimaba al soborno. Después de todo, no se podía gastar el dinero del soborno después de muerto. También había penalidad de muerte, muriendo crucificado boca abajo si alguien rompía el sello3 del gobernador.

Estos guardias fueron ordenados por el propio gobernador, así que podemos deducir que fueron altamente motivados a cumplir con la orden. Sus vidas dependían de esto!

El procedimiento romano requería que cada guardia romano fuera capacitado para defender 6 pies de terreno. Usando éste factor, y sabiendo el tamaño de la mayoría de las tumbas judías, habrían probablemente cerca de 16 guardias romanos destinados a cuidar la tumba de Jesús. Dieciséis guardias Custodias Romanos , muy disciplinados y muy motivados. El procedimiento romano para estar en guardia durante la noche era el siguiente: con 16 guardias, 4 guardias se pararían en el frente de la tumba, mientras que otros doce se sentarían, seis a cada lado del frente de la entrada, formando como un paréntesis en frente de la tumba. Estos doce dormirían, mientras los otros cuatro en frente de la tumba quedarían de pié vigilando.

Cada hora ellos cambiaban los guardias que estaban en el frente de la entrada, para que siempre hubieran cuatro guardias alertas, con todos los demás cerca de ellos en caso que hubiera algún problema4.

De los tres grupos interesados en el cuerpo de Jesús, los discípulos definitivamente no estaban interesados en recuperar su cuerpo. Ellos estaban escépticos. Ellos estaban esperando a ver si lo que Jesús había predicho ocurriria. Esto parece altamente ilógico que los Apóstoles quisieran tomar su cuerpo y negarse ellos mismos a esta verdad. El Apóstol Tomás (más conocido por Tomás el que dudaba) no creyó que Jesús había resucitado ni siquiera cuando los otros diez Apóstoles le dijeron que habían visto a Jesús resucitado. Cuando ellos le dijeron, él dijo,

"Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré" (Juan 20:25).

Una semana más tarde él tuvo esa oportunidad.

Los Fariseos definitivamente no querían sacar el cuerpo de Jesús de la tumba porque ellos querían probar que El no era el Mesías. Ellos querían abrir la tumba después de pasado los tres días y encontrar el cuerpo de Jesús todavía allí, y entonces decir, "Ven?, nosotros teníamos la verdad, El no era el Mesías" Los romanos querían encontrar su cuerpo después del tercer día y poner todo esto atrás, a ellos no le gustaba todo esa habladuría del Mesías y su reino. Para los romanos, hablar de reino y reyes sonaba mucho a rebeldía. Una resurrección también anularía su sistema profundo de creer en múltiples dioses, lo cual en su tiempo fue exactamente lo que sucedío.

La mayor controversia contra la resurrección es que los discípulos habían hurtado el cuerpo de Jesús de la tumba. Esta controversia es muy pobre, por decir lo menos. Revisemos los hechos.

La Biblia nos dice en Mateo 28:2-15 que los guardias en la tumba sintieron un terremoto y vieron un ángel del Señor removiendo la piedra. Dice que su aspecto era de un relámpago y su vestido blanco como la nieve. Los guardias tenían tanto miedo que temblaron y se quedaron como muertos ( quizás paralizados de miedo). Después dice que algunos de los guardias fueron a la ciudad y reportaron lo que había pasado a los principales sacerdotes judíos. Cuando los sacerdotes terminaron de trazar un plan, le dieron a los soldados mucho dinero y le dijeron a los guardias que dijeran que los discípulos de Jesús habían venido de noche y mientras ellos dormían los discípulos hurtaron el cuerpo. También a cambio, los principales sacerdotes hablarían con el gobernador, y los pondrían a salvo.

Recuerden, esto es exactamente lo que los Fariseos estaban tratando de prevenir y por eso pusieron guardias en la tumba.

Esta controversia nunca pudiera llevarse a la corte de la ley. Si los discípulos en verdad hubieran querido llevarse el cuerpo de Jesús, cómo pasarían por delante de los guardias romanos? Hubieran tenido que esperar que todos los guardias estuvieran dormidos. Lo cual por el entrenamiento y el procedimiento de la guardia de noche era prácticamente imposible que todos al mismo tiempo se hubieran quedado dormidos. Supongamos por un momento que los guardia de alguna manera se hayan quedado dormidos, yo entonces tengo que creer que los discípulos pasaron calladamente delante de los guardias y movieron una piedra de dos toneladas sin despertar a ninguno de ellos. Esta posibilidad es casi para reírse!

Una contradicción final a esta controversia es que los guardias estaban dormidos, entonces cómo los guardias supieron que fueron los discípulos que sacaron el cuerpo? Yo quiero parar y razonar que si uno de los guardias se hubiera despertado y visto a los discípulos, hubiera sonado la alarma y despertado al resto de los guardias.

Hubiera sido una mucho mejor controversia que los guardias hubieran sido encontrados muertos. Entonces pudieran decir que los discípulos mataron a los guardias y hurtaron el cuerpo. Pero eso no fue lo que pasó, todos los guardias estaban perfectamente vivos.

Así que básicamente si usted no cree que Jesús resucitó, usted tiene que creer que los 16 guardias Custodias Romanos puestos personalmente por el gobernador bajo una penalidad de muerte si fracasaban en llevar a cabo su deber, se quedaron dormidos y no se despertaron cuando los Apóstoles movieron la piedra de dos toneladas, o se despertaron, pero no hicieron nada para pararlos. Yo personalmente hallo éstas opciones extremadamente difíciles de creer.

Esta razón probablemente sea suficiente en una corte de ley, pero todavía hay una pieza de evidencia la cual todavía es de más convicción que las que hemos presentado. Esta es, los mismos Apóstoles.

La Biblia nos dice que en un período de 40 días, Jesús apareció a sus Apóstoles juntos e individualmente nueve veces. Las vidas de los Apóstoles ha sido documentada por los historiadores romanos y cristianos. Nadie discute los viajes evangélicos. Podemos hoy por hoy ir a Roma y a Damasco y ver donde encarcelaron a Pablo.

La prueba de la resurrección es la vida de los Apóstoles. Está en cómo ellos vivieron y cómo ellos fueron tratados. Yo me preguntaba antes, "Por qué Dios no ayudó a los Apóstoles durante sus viajes?" Ellos pasaron por tantas injusticias!. Todos fueron golpeados, torturados, encarcelados, y todos excepto a Juan fueron muertos brutalmente. Vamos a repasar rápidamente algo de sus vidas:

(1Corintios 4:11-13) Pablo - Hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada fija. Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos. Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos.

A Pablo le dieron latigazos por lo menos cinco veces, infinidad de veces fue golpeado (2Corintios 11:23), encarcelado por lo menos dos veces por año (2 Corintios 11:23), después de haber sido apedreado y dejado por muerto (Hechos 14:19), y finalmente decapitado durante la persecución del Emperador Nero.

Recuerden que Pablo perseguía a los cristianos antes de su conversión. El estuvo presente cuando apedrearon a Esteban, así que el sabía de primera mano las consecuencias de ser cristiano. Debemos de entender lo que significaba para un judío, especialmente los Fariseos (el cual Pablo era) convertirse en cristiano. A éstos los botaban de las sinagogas, la familia los negaban, eran considerados unos desterrados por sus amigos y por la comunidad. Socialmente y económicamente era devastador. Era una tragedia para cualquier individuo, lo cual debe de ser evaluado apropiadamente. Imagínese si esto le pasara a usted hoy. Pasaría usted por todo esto, por una mentira?

Pedro también fue martirizado durante la persecución de Neron. A él lo crucificaron boca abajo. Así lo pidió él, porque cuando supo que lo iban a crucificar igual que a Jesús, dijo que él no era digno de morir de la misma forma que murió su Señor.

Andrés fue a "la tierra donde se comen a los hombres," conocida formalmente como la Unión Soviética. Los cristianos dicen que él fue el primero en traer el Evangelio a esa tierra. El también predicaba en la moderna Turquía, y en Grecia, donde se dice que fue crucificado.

Tomás fue más activo en el área del este de Siria. La tradición lo hizo predicar en el lejano Oriente hasta la India donde los cristianos ancianos de Marthoma lo respetan como su fundador. Ellos dicen que el murió cuando fue atravesado con las lanzas de cuatro soldados.

Felipe tenía un ministerio poderoso en Cartago en el Norte de Africa y después en el Asia Menor, donde el convirtió la esposa de un cónsul. En venganza el cónsul hizo que arrestaran a Felipe y lo mataran cruelmente.

Mateo, el publicano y escritor del Evangelio, ministraba en Persia y Etiopía. Reportes dicen que murió apuñalado en Etiopía.

Bartolomé se habia atribuido por costumbre viajes misioneros en amplitud: a la India con Tomás, de regreso a Armenia y también a Etiopía y Arabia del Sur. Hay varias versiones de cómo se encontró con la muerte como un mártir del Evangelio.

Jacobo, hijo de Alfeo es uno de por lo menos tres Jacobos que se refieren en el Nuevo Testamento. Hay alguna confusión de quien, pero éste Jacobo está considerado como el que ministró en Siria. El Judío historiador Josefo reporta que a Jacobo lo apedrearon y después lo mataron a palos.

Simón el cananista, ministro en Persia fue muerto cuando rehusó hacer sacrificios al dios del sol.

Matías fue el Apóstol escogido para reemplazar a Judas. Dicen que lo mandaron a Siria con Andrés y lo mataron siendo quemado5.

Cabe pensar que si los Apóstoles hubieran hurtado el cuerpo de Jesús de la tumba, entonces ellos por seguro sabrían que El no había resucitado. Por qué entonces hubieran ido por la vida con tantas angustias e injusticias, si todo era una mentira? Usted (como Pablo hizo) se dejaría ser desterrado por todo el mundo que usted conoce y ama, y después ir a las ciudades por aproximadamente treinta años, siendo azotado, torturado, apedreado y encarcelado cada vez que usted predicara el reino de Dios y el nombre de Jesucristo, si usted supiera que era una mentira?

Usted como Pedro, pediría que lo crucificaran boca abajo, porque no se sentía digno de morir en la misma manera que murió Jesús, si usted supiera que El no resucitó y en consecuencia que no era el Mesías?

Yo no puedo pensar en ninguna razón por la cual estos hombres hicieron lo que hicieron a menos que lo que ellos pregonaban fuera verdad, que Jesucristo, después de su muerte se les apareció. Pasaría usted por lo que ellos pasaron si usted supiera que todo era una mentira?. Yo por lo menos, no! Si yo fuere a una ciudad sabiendo que Jesús no ha resucitado y le digo a la gente, "Jesús de Nazaret resucitó," y alguien empieza a darme latigazos, yo les aseguro a ustedes que me iría para mi casa bien pronto.

La razón que los Apóstoles vivieron una vida de tanto sacrificio e injusticias, y murieron de una manera tan cruel, es porque tenía que ser así. Era parte del plan de Dios. Es una prueba indiscutible que Dios lo permitió para las futuras generaciones. Ustedes ven, si los Apóstoles hubieran caminado por las ciudades y las personas los hubieran recibido bien, alimentado, dándoles dinero y tratado como personas importantes y distinguidas, entonces el pueblo futuro miraría hacia atrás y diría que lo hicieron por su propio ego, y razones egoístas, porque en sí, era una buena manera de vida.

Dios lo trazó así, que los Apóstoles vivieran la clase de vida que vivieron para tener como prueba la resurrección en los años venideros. No hay absolutamente ningún premio humano por lo que ellos hicieron. No hay ninguna explicación lógica, de como usted lograría que éstos hombres hagan lo que hicieron por tantos años, a menos que de verdad ellos vieron resucitar a Jesús. Piense en esto, que tomaría para usted hacer lo que ellos hicieron? Yo ciertamente no lo haría por una mentira ! Puede usted pensar en otra razón por la cual ellos hayan hecho lo que hicieron ? Yo he tratado, y no he podido tener ninguna explicación logica.

Dios testifica a traves de los profetas, los apostoles, la historia y la logicaa través de los profetas, los Apóstoles, historia, y lógica, el hecho que El resucitó a Jesucristo. La cristiandad es basada en fe, pero una fe que esta basada en evidencia total. La misma Biblia está llena de profecías cumplidas, y profecías que Dios las cumplirá en el futuro. Aquí es donde la fe viene. Sabemos que Dios es verdadero por lo que nos ha mostrado, por ésta razón nosotros creemos (tenemos fe) en las promesas del futuro.

Jesucristo sí resucitó, y todas las evidencias seculares están de acuerdo que esto es un hecho. Y si Jesucristo resucitó, entonces también lo harán sus seguidores.

Nos vemos el día de la resurrección !

______________________________

1 Suetonius in AD 49 in Claudius, 25,4 and Tacitus AD 115-117 in Annals, XV,44.

2 Flavius Josephus 1st century AD (Josephus Antiquities, XX,200).

3 Speidel, MP., Guards of the Roman Armies (Bonn,1978)

4 Speidel, MP., Roman Army Studies 2 (Stuttgart, 1992), MAVORS 8 reviewed in JRS84 (1994).

Smith,RE., Service in the Post-Marian Roman Army (Manchester, 1958).

5 Christian History Institute, Whatever Happened to the Twelve? (Glimpses Issue #8)

 

CHRISTIAN

DOCTRINES