1914?

Este documento es dirigido a los “Testigos de Jehová.” No es un documento con animos negativos, al contrario, estoy de acuerdo con algunas de sus mayores doctrinas como el sueño de los muertos, el reino de Dios en la tierra, y la falsedad de la Trinidad. Pero en ningun estudio he encontrado todavía una denominación que esté correcta en todas sus enseñanzas, incluyendo a los Testigos de Jehová. Estoy de acuerdo con las enseñanzas de los Testigos de Jehová en que el reino de Dios sera en la tierra, pero discrepo completamente con ellos cuando dicen que el reino empezó en el 1914.

He conocido muchos Testigos de Jehová y admiro su dedicación y ardua labor. También recuerdo como ellos reparten su literatura y al entregarla enfatizan “léalo y mire a ver lo que usted piensa.” Yo creo que las personas deben leer todo, y entonces tirar lo malo y guardar lo bueno. Si usted no hace eso, es muy difícil o imposible determinar si lo que usted cree es verdadero y Bíblicamente correcto. Espero que todo Testigo de Jehová que lea este documento practique su propio consejo “léalo y mire a ver lo que usted piensa.” Mi razón de escribir este documento para los Testigos de Jehová puede resumirse mejor en una cita en la revista Atalaya con fecha del 15 de enero de 1974.

“Cuándo las personas están en gran peligro en una fuente donde ellos no sospechan o están siendo extraviados por aquéllos que ellos consideran sus amigos, ¿es de mala voluntad advertirlos? Ellos pueden preferir no creer las advertencias. Ellos inclusive pueden sentirse mal. ¿Pero nos hace esto libre de la responsabilidad moral de advertirlos?”

El propósito de este estudio es repasar el concepto sostenido por los Testigos de Jehová que el año 1914 fue el final de los “tiempos de los gentiles” del que se habla en Lucas 21:24, y que en ese año Cristo activamente tomó su poder en el reino y empezó a gobernar invisiblemente. Nosotros repasaremos cómo esta fecha ocurrió, por qué, y por quien. Empezaremos primeramente con un bosquejo detallado de lo que los Testigos de Jehová creen en relación con la fecha de 1914.

  • Que en 1914 Cristo se hizo “presente,” invisible a los ojos humanos, pero empezando un periodo del juicio final para todos sus seguidores profesados y para el mundo.

  • Que en 1914 Cristo empezó su reglamento activo hacia el mundo entero, su reino oficialmente tomo poder.

  • Que 1914 marca el principio de los “últimos días” o el “tiempo final” predicho en profecía de la Biblia.

  • Que la generación de personas viviendo en 1914 y teniendo la habilidad de entender lo que ellos vieron ocurrir en aquel tiempo sería la generación “que no pasará hasta que todas las cosas se cumplan,” incluyendo la destrucción del sistema existente de las cosas.

  • Que tres años y medio después del 1914 (en 1918) la resurrección de los cristianos que duermen en la muerte, empezó con los apóstoles.

  • Que aproximadamente en ese mismo tiempo (1918) los verdaderos seguidores de Cristo que estavan vivos entraron en una cautividad espiritual a Babilonia la Grande, siendo liberados al año siguiente, 1919 Cristo Jesús los reconoció colectivamente como su “clase de esclavos fieles y discretos,” su represenatcion aceptada para dirigir su obra y cuidado por su interés en la tierra. Su unico cauce para comunicar dirección e iluminación a sus sirvientes a lo ancho de la tierra.

  • Que de ese tiempo en adelante el trabajo de la “cosecha” final ha estado en marcha, resultando en que todas las personas fueran divididas en dos clases como “ovejas” y “cabras,” con salvación o destrucción según sus respectivos destinos.

La fecha de 1914 es crucial para la superestructura doctrinal que descansa en ella. Cambiar o quitar esa fecha podría significar el derrumbamiento de toda la estructura doctrinal y autoridad fundada en ella. Así de crucial es esta fecha para los Testigos de Jehova.

Sin embargo, muy pocos Testigos de Jehová saben que durante casi cincuenta años (1879-1920’s) las profecías de tiempo que se publicaron en la revista Atalaya y otras publicaciones relacionadas eran esencialmente contrarias a todas las creencias que hemos señalado. Muy pocos saben que durante cincuenta años la revista Atalaya había asignado diferentes tiempos y fechas por cada una de las cosas que acabamos de señalar, y que fueron sólo los fracasos de estas expectativas que llevaron a asignar nuevas fechas para el cumplimiento de esas profecías. Veremos ahora cómo se llegó a esta fecha y por quien.

  EL CÁLCULO DE 1914

 La fecha del 1914 llegó de la manera siguiente: En Daniel 4:17, 23-33, la expresión “siete tiempos” ocurre, aplicada allí al rey babilonio Nabucodonosor y describiendo un periodo de siete años de locura que el rey experimentaría. Los Testigos de Jehová enseñan que aquéllos "siete tiempos" son proféticos de algo mayor, de nombre, del periodo de tiempo que se extiende desde la destrucción de Jerusalén (fechada por los Testigos de Jehová en 607 AC) hasta el fin de los “Tiempos Gentiles,” explicada como significando el período durante el cual las naciones gentiles tienen mando ininterrumpido del mundo.

Los “siete tiempos” se interpretan como significando siete años hebreos, cada año consistiendo en 360 días. Si usted multiplica 7 por 360 le dará 2,520 días. Otras profecías como Números 14:34 y Ezequiel 4:6 son entonces usadas, las cuales usan la expresión de "día por año" cambiando los 2,520 días en 2,520 años. Usando la fecha de comienzo 607 AC (la destrucción de Jerusalén) y aplicando 2,520 años nos trae al año 1914.

El problema enorme que enfrenta este cálculo está en el uso del año 607 AC como el año que Jerusalén fue destruida, la cual se usa entonces como el punto de comienzo para agregar los 2,520 años. EN NINGUNA PARTE fuera de las publicaciones de los Testigos de Jehová es esta fecha confirmada como la fecha en que Jerusalén fue destruida por los babilonios. Todos los historiadores apuntan a una fecha veinte años más tarde en 587 o 586 AC. Hay decenas de miles de lápidas cuneiformes de arcilla horneadas del área de Mesopotamia que datan del tiempo de la antigua Babilonia. En todo esto no hay nada que indique que el periodo del Imperio neo-babilónio (en el que Nabucodonosor reinó) era de la longevidad necesaria para reinar en los 607 AC fecha de la destrucción de Jerusalén. Todo señala un periodo veinte años más corto. Veamos algunas fuentes de información.

La Enciclopedia Británica Macropedia Edición 15 Volumen #22 pg.359, bajo “Jerusalén” dice:

“En 586 AC la ciudad y el templo fueron completamente destruids por Nabucodonosor, y la cautividad empezó.”

            El Diccionario de la Nueva Biblia Americana en la página 424 bajo “Jerusalén” dice:

“Destruida en 586 AC., fue reconstruida por los judíos que volvieron del destierro.”

                La Enciclopedia Pictórica de la Biblia Zonderman Volumen #3 pg 476 & 490 bajo “Jerusalén” dice:

“Una revuelta final y desesperada bajo el último rey de Judá, Sedequías, acabó en dos años y medio de asedio de Jerusalén, desde enero, 588, a julio, 586 (2 Reyes 25:1-3). Un mes después, el comandante babilonio quemó el Templo, los palacios, y las casas de Jerusalén y derribó los muros alrededor (vv.8-11). Ningún remanente significante conocido de la ciudad antes del exilio sobrevive al presente.”

"Ningún resto significante de la superficie ha sobrevivido la destrucción de Nabucodonosor de Jerusalén en 586 AC."

Los hechos son simples y muy fáciles de verificar. No hay absolutamente apoyo histórico de la destrucción de Jerusalén en el año 607 AC. Éste es un gran tropezadero para el año 1914 porque cuando usted agrega 2,520 años a la fecha de la verdadera destrucción de Jerusalén (586 o 587 AC) usted tendrá una fecha de1934 ó 1935. Pero todavía hay un tropiezo aun mayor con la predicción de que el reino empezó en 1914.

No creo que haya un miembro de los Testigos de Jehová o Cristiandad en su conjunto que dispute el hecho que Jesús ha sido siempre el mejor y gran intérprete del Antiguo Testamento. Jesús era de hecho familiarmente íntimo con las profecías de Daniel. En Mateo 24:15 Jesús cita a Daniel al hablar de los tiempos finales. En otras palabras, Jesús tenía el mismo material que Charles Russell (el fundador de los Testigos de Jehová) tenía, y cuando sus apóstoles le preguntaron cuando vendría el reino él les contestó en Mateo 24:36:

“Pero del día y la hora nadie sabe, ni aún los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino sólo mi Padre.”

Hay también todas las parábolas que dicen que uno siempre debe de estar preparado porque nadie sabe cuando el Maestro volverá, como la parábola del siervo fiel e infiel en Mateo 24:45 y la parábola de las diez vírgenes en Mateo 25:1.

Así que básicamente, esta enseñanza de los Testigos de Jehová me está pidiendo que crea que Charles Russell sabía más sobre las Escrituras y de los tiempos finales que el propio Jesús. Que Charles Russell pudo saberlo pero Jesús no, aunque Jesús es el Cristo de Dios, el rey de ese reino. Yo encuentro esto imposible de aceptar.

CÓMO LLEGÓ RUSSELL A ESTA FECHA?

La idea de aplicar años a días puede remontarse a los rabinos judíos en el primer siglo DC. En el noveno siglo más rabinos lo aplicaron a la profecía de Daniel en relación con los periodos de tiempo de 1290, 1335, y 2300 días en referencia a cuando vendría el Mesías. Entre los cristianos aparece primero en el siglo doce por un abad católico romano llamado Joachim de Floris. A medida que el tiempo pasaba, una cantidad increíble de fechas llegaban por los diferentes intérpretes. Se cambiaban las fechas regularmente porque una fecha tras la otra pasaba sin que el evento predicho tuviera lugar.

Al principio de los 1800 un hombre llamado John Aquila Brown publicó una explicación de los 2,300 días de Daniel en el capítulo 12, mostrando estos como acabándose en 1844. Esta interpretacion también fue adoptada por William Miller, el pionero del Segundo Movimiento Adventista.

John A. Brown también desarrolló otra explicación que está íntimamente relacionada al año 1914 como esa fecha figura en las enseñanzas de los Testigos de Jehová. Brown fue el intérprete real de los "siete tiempos" de Daniel en el capítulo cuatro, la interpretación que produce los 2,520 años por medio de la fórmula del día-año. Brown primero publicó esta interpretación en 1823 y su método convirtió los “siete tiempos” en 2,520 años en exactamente la misma manera que se encuentra hoy en las publicaciones de Atalaya. Esto fue veintinueve años antes que Charles Russell naciera, más de la mitad de un siglo antes que el libro “Los Tres Mundos” (escrito en compañía de Russell que es en el cual la mayoría de los Testigos de Jehová piensan que se originó esta enseñanza) apareciera. Brown sin embargo usó 604 AC como su punto de arranque y así llegó al 1917. Después del fracaso de las expectativas de 1844, resultó una separación de varios grupos del Segundo Advenimiento. Uno de estos grupos fue centralizado alrededor de un hombre llamado N.H. Barbour. Barbour estudió el trabajo de Brown y adoptó mucha de su interpretación, pero cambió su punto de comienzo al 606 AC y llegó al año 1914. Actualmente éste es un cálculo erróneo desde que esto sería sólo 2,519 años. Esto tendría la fecha del final en el 1915. Esto no fue reconocido por más de sesenta años. No fue hasta el 1942 que se hizo un cambio con respecto al año 606 AC como el punto de comienzo durante los 2,520 años. Entonces, calladamente, el año se movió hacia atrás al 607 AC permitiendo la retención del año 1914.

Barbour publicó entonces una revista del Segundo Advenimiento llamada “Heraldo de la Mañana”del cual Russell era el “editor auxiliar.”

Barbour adoptó la cronología de Brown. Russell adoptó la cronología de Barbour. En una publicación de la Atalaya en julio de 1906, Russell dice cómo llegó a ser asociado con Barbour y cómo él llegó a adoptar su cronología. Pero mucho antes que la fecha de 1914 se convirtiera en la fecha prominente, Barbour y Russell habían escogido otras fechas como el regreso de la presencia de Jesús. En la misma edición de Atalaya de julio del 1906, Russel habla sobre cómo Barbour vino a verle para discutir la fecha del 1874 como la fecha del regreso del Señor.

“Así que yo pagué los gastos de Barbour para venir a Filadelfia… para que me mostrase totalmente y de una manera Bíblica, si fuera posible, que las profecías que indicaban a 1874 como la fecha en que la presencia del Señor y la “cosecha” empezaría. Él vino, y la evidencia me satisfizo.”

Ellos creían que el año 1874 marcaba el fin de 6,000 años de historia humana, y ellos esperaban el regreso de Cristo ese año. Cuando pasó el año y como Cristo no vino, ellos se sintieron desilusionados. Entonces un contribuyente a la revista de Barbour notó que una cierta traducción del Nuevo Testamento, The Emphatic Diaglott, usaba la palabra “presencia” en lugar de “venida” en textos que se referían al regreso de Cristo. Keith le adelantó a Barbour la idea que Cristo de hecho había vuelto en 1874 pero invisiblemente, y que Cristo estaba ahora presente llevando una obra de juicio. Esta explicación también fue adoptada por Russell. Una presencia invisible es dura de mostrar, pero así de difícil es negarlo.

Muy pocos Testigos de Jehová saben que durante casi cincuenta años la Atalaya anunció y proclamó que semejante presencia invisible empezó en el 1874. Ellos todavía estaban enseñando esto en el 1929, quince años después del 1914.

Los Testigos de Jehová hoy creen que Cristo oficialmente empezó su reinado de gobierno en el 1914. La Atalaya enseñó durante décadas que esto tuvo lugar en 1878.

Los Testigos de Jehová hoy creen que la resurrección de los cristianos ungidos quienes murieron en el tiempo de Cristo en adelante empezó a tener lugar en 1918. Por más de cuarenta años la Atalaya enseñó que esto había comenzado en el 1881.

Los Testigos de Jehová hoy creen que desde el 1914 y particularmente desde 1919 en adelante el gran trabajo de la cosecha está en marcha, para ser culminado por la destrucción del presente sistema y todo el que no haya respondido a sus actividades de predicación. Desde su principio, la Atalaya en cambio enseñó que la cosecha correría del 1874 al 1914, y que por el 1914 la destrucción de todas las instituciones humanas de este mundo tendría lugar.

Los Testigos de Jehová hoy creen que la caída de Babilonia la Grande (el imperio mundial de la falsa religión) pasó en 1919. Durante cuatro décadas El Atalaya dijo que había pasado en el 1878, con la destrucción completa de Babilonia en 1914 ó 1918.

Como un Testigo de Jehová usted podría preguntar, “¿Cual es el motivo de todos estos cambios mayores en sus enseñanzas?” La razón es simple. El fracaso de sus publicadas expectativas que no se realizaban. En otras palabras, la fecha llegó y nada pasó.

De las publicaciones de la Atalaya desde 1879 en adelante, usted puede ver que los Testigos de Jehová creyeron que la presencia invisible de Cristo había empezado en 1874, y que poco después en 1878 él había empezado su gobierno en el reino. Ellos esperaban su traspaso a una vida celestial bien pronto. Ellos también esperaban que mucho antes del 1914 el mundo entraría en un estado de anarquía y que para el 1914 todo habría terminado. Que Cristo habría tomado control absoluto de los asuntos de la tierra. Esto se muestra claramente en la edición de la Atalaya de enero del 1881. Sin evidencia visible para desacreditarlos, estas demandas podrían ser y son mantenidas.

Cuando después del 1914 no hubo ningún derrocamiento de reinos terrenales, ninguna toma de posesión de la tierra por Cristo, ninguna transición de los ungidos a la vida celestial, ninguna destrucción de “Babilonia la Grande”, y ninguna conversión de Israel a la Cristiandad; muchos adherentes de la Atalaya tuvieron dudas serias.

En 1917 el juez Rutherford se hizo presidente de los Testigos de Jehová, y por su direccion, en 1922 en la charla de Cedar Point, las enseñanzas invisibles de Russell se movieron del 1874 al 1914, una fecha que se había demostrado vacía de todas las cosas que se esperaban. Era el principio de un traspaso de eventos designado a las fechas anteriores al 1914 y fechas posteriores al 1914.

Hubo también otras predicciones que no ocurrieron. No seran cubiertas en este documento, pero incluyeron fechas en 1918, y 1920. En 1924 los Testigos de Jehová publicaron un folleto llamado “El camino al Paraíso” en el cual dijeron que en el 1925 ellos podrían esperar ver el despertar de Abel, Enoc, Abraham, Moisés, David y muchos otros mencionados en Hebreos capítulo once. 1925 llegó y se fue sin grandes figuras despertadas. En 1966 movieron esta fecha de nuevo al 1975. 1975 vino y se fue sin el cumplimiento de predicciones.

Resumen – Russell no originó la idea del 1914, como muchos Testigos de Jehová creen. De hecho, él se preocupaba más con el 1874. Brown originó la idea, Barbour la adoptó de Brown, y Russell la adoptó de Barbour. Después cuando nada pasó en 1874, Keith adelantó la idea que había pasado invisiblemente. Todas las creencias que rodean esta fecha (1874) fueron transferidas al 1914 en 1922 por el juez Rutherford en su discurso en Ceadar Point.

Las predicciones fracasadas han sido la norma no la excepción. La razón de este fracaso es evidente, no se supone que nosotros sepamos cuando va a volver Jesus. Como dijo Jesús en Hechos 1:7:

“No os toca a vosotros saber los tiempos o las razones, que el Padre puso en su sola potestad.”

¿O estabá Jesús equivocado?

 OTROS PROBLEMAS CON ESTA ENSEÑANZA

Hay otro problema grande con la interpretación de los Testigos de Jehová en su demanda que Jesús vino invisiblemente. Esto simplemente no es lo que la Biblia nos enseña. Para llegar a la conclusión que Jesús vino en el 1914 invisiblemente, tenemos que llevar la interpretación de la Biblia a sus límites. Vamos a examinar esto bien de cerca.

En la Biblia, la Segunda Venida de Jesús es representada siempre como algo que será obvio al mundo entero. En otras palabras, no habrá ninguna duda de que Jesús ha vuelto cuando vuelva. Jesús en Mateo habla sobre su regreso. Mateo 24:27:

“Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.”

Jesús está comparando su venida con el relámpago en el sentido que usted puede ver el relámpago de horizonte a horizonte. Y así como usted puede ver el relámpago del oriente al occidente, así veremos la segunda venida de Jesús. También note en el verso siguiente que su venida es "VISTA," no es invisible. En Mateo 24:30 Jesús sigue diciendo:

“Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y VERÁN al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, y con poder y gran gloria.”

Hablando de la resurrección, Pablo nos dice en 1 Cor. 15:22-23:

“Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.”

Aquí nosotros tenemos la resurrección del justo conectada a la segunda venida de Jesús. Para decir que la segunda venida de Jesús tuvo lugar invisiblemente en 1914, uno tiene que también decir que la resurrección del justo tuvo lugar en 1914. Yo creo que una resurrección invisible sería difícil de refutar, pero la resurrección del justo también incluye aquéllos de nosotros en Cristo que están vivos en la segunda venida de Cristo.

1 Tesalonicenses 4:15-18 dice:

“Que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire.”

Este evento obviamente no ha tenido lugar todavía. No se han visto multitudes de personas vivientes en las nubes con el Señor Jesús.

Espero no representar una falsa posición de los Testigos de Jehová, pero a mí me han hecho creer que los Testigos de Jehová creen que ellos son los únicos que serán salvos. Si esto es verdad, entonces desde el año 1914 no debe haber ningún Testigo de Jehová que no haya resucitado de la muerte o que no haya sido cambiado de lo corruptible a lo incorruptible, de mortal a inmortal. Hablando de la resurrección, Pablo nos dice en  1Cor.15:51-54:

“No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.”

Básicamente hay algo que no ha funcionado si usted es un Testigo de Jehová y usted cree que de hecho Jesús regresó en el 1914, y usted todavía es mortal, entonces tiene un gran problema. O se perdió el evento de la resurrección junto con otros millones de Testigos de Jehová, o la interpretación de los Testigos de Jehová es incorrecta. Sin mencionar que nadie más vio este evento que contradice completamente al capítulo de Mateo 24 y 1 Tesalonicenses capítulo 4.

Otro problema con la segunda venida de Jesús es que al regreso de Jesús le seguirá calamidades que el mundo nunca había visto, desde la oscuridad del sol y la luna (Mateo 24:29) lo cual yo no creo que nadie pueda testificar que ya esto ha sucedido, hasta las guerras y hambre, (Mateo 24:7-8) y que eso reducirá la población de la tierra por un tercio (Ap. 9:15). En 1914 la población de la tierra estaba alrededor de la marca de 5 billones. Yo no he visto en ningún libro de historia que nos cuente de algún grupo de calamidades que hayan reducido la población de la tierra por 1.6 billones de personas antes del 1914. En la edad media la peor plaga en la historia humana (la Peste Bubónica) mató 33 millones de personas. Incluso la guerra mayor en la historia de la humanidad (2da Guerra Mundial, que tuvo lugar después del 1914 en 1939-1945) mató solamente a 54 millones de personas. Ambos como es natural no encajan en el tiempo que dicen para la llegada del reino. Pero aun si fuera así, en la plaga mayor y la guerra mas grande sólo fueron perdidas 87 millones de personas. Todavía se quedaría corto 1 billón 513 millones de personas. Hoy en día, nada ha matado a un tercio de la población del mundo. Todo esto tiene que pasar ANTES DEL regreso de Jesús. Solamente DESPUÉS de la tribulación es que la segunda venida de Jesús tomará lugar. Mateo 24:29-30 dice:

“E Inmediatamente DESPUÉS DE la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. ENTONCES aparecerá la señal del Hijo de Hombre en el cielo.”

Simplemente no coincide este punto de vista de los Testigos de Jehová con lo escrito en la Biblia.

UN MUNDO PACÍFICO

Otro gran problema con la demanda de que el reino de Dios empezó en 1914 es que se supone que el reino de Dios sea un reino de paz, rectitud, y justicia. Examinemos unos versículos.

Isaías 2:4– “Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverá sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.”

Jeremías 33:15-16–“En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar a David un Renuevo de justicia, y hará juicio y justicia en la tierra. En aquellos días Judá será salvo y Jerusalén habitará segura.”

Isaias 9:5 – “Su dominio es inmenso y para siempre pacifico.”

Salmo 46:8-10–“Venid, ved las obras del Señor, que ha puesto asolamientos en la tierra, que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra.”

Salmo 72:2-4–“El juzgará a tu pueblo con justicia, Y a tus afligidos con juicio….salvará a los hijos del menestroso, y aplastará al opresor.”

Éstos son simplemente algunos versos, hay muchos más. Como usted puede ver, en el reino de Dios no habrá más guerra. Desde el año 1914 nosotros hemos tenido el período más sangriento en la historia humana. Yo les haré una lista de solamente los conflictos mayores, esto no incluye las guerras pequeñas y otros conflictos que han tenido lugar.

1. 1914 a 1918 - Primera Guerra Mundial, 9 millones muertos.

2. Las purgas comunistas de 1916 hasta lo último del 1975 en Rusia, China, Corea, Vietnam, Cambodia, España, y el resto de Europa oriental que suma cerca de 50 millones muertos.

3. De 1939 a 1945 – 2da Guerra Mundial, 54 millones de muertos.

4. De 1950 a 1953 – La guerra de Korea, 4 millones de muertos.

5. De 1955 a 1975 – La guerra de Vietnam, más de 3.5 millones de muertos.

6. De 1978 al presente – La Guerra afgana, que se sepa, sobrepasa los 5 millones de refugiados que han huido del país. El total de los muertos hasta hoy es desconocido. Y todavía no ha terminado.

El mundo que nosotros vivimos hoy en 1999 es de todo menos pacífico. Países todavía están emprendiendo guerra unos contra otros, y todos los países todavía entrenan para la guerra. Si usted cree que nosotros vivimos en un mundo pacífico, simplemente ponga las noticias de la tarde y eso se encargará de esa creencia. Los opresores del mundo no han sido en ningún momento aplastados. Jerusalén no está en ninguna definición de la palabra.  “habitando segura.”

Resumen - Los reinos de la tierra no se han destruido, como debiera de ser si el año 1914 fuera el correcto. ¡El mundo no ha estado ni está en PAZ!

LA GENERACIÓN QUE NO FALLECERÁ

Los Testigos de Jehová enseñan lo siguiente: Que la generación de personas que vivían en el 1914 y tenían la habilidad de entender lo que ellos vieron ocurrir entonces serían la “generación que no fallecerá hasta que todas las cosas se cumplan,” incluso la destrucción del sistema existente de cosas.

Los Testigos de Jehová hoy están teniendo un gran problema con esta creencia. Según los Testigos de Jehová con los cuales yo he hablado, hay alguna discusión en el liderazgo sobre cambiar esta creencia. La razón es que no ha quedado casi nadie vivo de los que vivieron en el año 1914 y que tuviera la habilidad de entender lo que vieron ocurrir. Según el punto de vista de los Testigos de Jehová se supone que estas personas que estaban vivas en el 1914 verian todo cumplido, incluso la destrucción del sistema existente de cosas. Pero hoy en el 1999 hay muy pocas personas de aquella epoca que quedan con vida. Si usted pusiera la edad del entendimiento a los 15, entonces estas personas tendrían 100 años este año. Será interesante ver lo que la junta gobernante de directores de los Testigos de Jehová hace con este problema.

CONCLUSIÓN - Considero que los Testigos de Jehová son un grupo de individuos muy dedicados, con un celo real para Dios y su reino. Sin embargo, pienso que ellos se han extraviado. Se les ha dado interpretaciones erróneas, intencionalmente o no, no se puede saber. Yo creo que no fue intencional cuando el movimiento empezó en los 1800. Si todavia es asi hoy en día es difícil saberlo.

Yo creo que las personas son atraídas a los Testigos de Jehová en parte porque ellos son un grupo bien conocido que enseña que la trinidad no es Bíblica. Creo que cuando las personas ven que la trinidad no es verdad, se ponen tan contentos de haber encontrado la verdad que abrazan todas las doctrinas de los Testigos de Jehová. Y esto es una pena.

Espero que todo Testigo de Jehová que haya leído este documento, reexamine sus enseñanzas para asegurarse que estén de hecho correctos. Desafortunadamente, no creo que eso es lo que encontrará.

Que Dios lo lleve siempre hacia la verdad. 

 

CHRISTIAN

DOCTRINES